Europa en femenino, en plural, en mayúsculas

Manifiesto del PSOE por el Día de Europa 2018

Hoy, como cada 9 de mayo, los socialistas españoles celebramos el Día de Europa, en recuerdo a la Declaración Schumann que en 1950 daba el primer paso hacia la construcción de la Unión Europea actual. Y lo hacemos a un año de las elecciones al Parlamento Europeo reivindicando más que nunca los valores y principios que hacen de la UE un proyecto único en el mundo.
La Europa que queremos los socialistas españoles se escribe en femenino. Porque no entendemos el proyecto europeo sin la igualdad efectiva y real entre hombres y mujeres en todas las esferas de nuestras vidas privadas y profesionales. En los últimos tiempos estamos asistiendo a una involución en lo que respecta a los derechos y libertades de las mujeres, reflejo de políticas ultraconservadoras de determinados gobiernos nacionales, que ponen en peligro las conquistas de las últimas décadas en materia de igualdad. Desde el PSOE no vamos a permitir que nuestras hijas vivan en una Europa con menos libertades que nuestras madres. Pero todavía queda esperanza cuando millones de voces ocupan las calles de nuestras ciudades reivindicando y exigiendo una Europa con rostro de mujer. Por eso luchamos por una Europa igualitaria, con un compromiso vinculante para poner fin a la brecha salarial y de las pensiones, con medidas para mejorar la conciliación de la vida privada y profesional a través del avance en permisos igualitarios para hombres y mujeres, y sobre todo, necesitamos urgentemente una directiva europea para combatir la violencia de género para que consigamos erradicar esta lacra totalmente y para siempre.

La Europa por la que luchamos los socialistas españoles se conjuga en plural, porque es la Europa de todos y todas, la Europa inclusiva, la Europa que acoge e integra a los refugiados, la Europa de la de la mayoría, la Europa que respeta el Estado de Derecho y que no entiende de fronteras. Para ello, la UE tiene que volcarse en construir el Pilar Social que necesitamos, con objetivos vinculantes y realmente aplicables, que garanticen un Marco Europeo de Salarios Mínimos, que establezcan por ley unas condiciones de trabajo justas para acabar con la precariedad labora, que implanten un Seguro Europeo de Desempleo y que afronten de forma integral la lucha contra la pobreza infantil para que todos los niñas y niñas de la Unión Europea tengan a una vida digna.

Los y las socialistas trabajamos con otros partidos progresistas europeos para reformar la arquitectura del euro y relanzar la economía con el refuerzo de una política económica expansiva que impulse la inversión pública e incentive el consumo, que cree una Hacienda europea con recursos propios, como los derivados del Impuesto de Transacciones Financieras y que sea modelo de lucha contra los paraísos fiscales. No puede ser que los que más tienen aprovechen las lagunas legales para evadir impuestos a costa de los demás. A su vez, creemos que la Unión debe dotarse de un mayor presupuesto, que incluya más aportaciones de los Estados y recursos propios y que no olvide políticas clave para nuestros territorios como la política de cohesión o la PAC. Y queremos una Europa que defienda los valores y libertades fundamentales dentro y fuera de sus fronteras, que proteja la libertad de prensa y la seguridad de los periodistas y que tome medidas contra las violaciones al Estado de Derecho. Y no podemos olvidar que estamos obligados a dar una respuesta decente y solidaria a la crisis de los refugiados, haciendo cumplir a los Estados con sus compromisos de reubicación y asentamiento e integrando a estas personas en nuestras sociedades, para evitar su exclusión social.

Y la Europa que soñamos los socialistas europeos se escribe en mayúsculas, porque solamente desde la unión de nuestros países, y con una narrativa fuerte desde la izquierda, podremos afrontar de manera conjunta y socialmente justa los enormes retos globales del siglo XXI que tenemos por delante, que incluyen la robotización y las nuevas relaciones de producción, el comercio internacional, la sostenibilidad de las prestaciones sociales, la inteligencia artificial, el fenómeno de las “fake news” y la protección de datos. Pero sobre todo, queremos una Europa que se contraponga al actual mundo de “hombres fuertes” y apueste por una política exterior eficaz, multilateral y solidaria, que luche de manera comprometida contra el cambio climático por el bienestar de las generaciones futuras y que avance hacia una mayor integración en seguridad y defensa.

A un año de las próximas elecciones al Parlamento Europeo, los socialistas españoles trabajamos desde ya y de la mano de nuestra familia política – la socialdemocracia europea- para tener una estrategia conjunta de cara a estos comicios que serán cruciales para el futuro la UE. Trabajaremos para tener un Manifiesto común ambicioso y que dé respuestas a los problemas de los ciudadanos, en especial los de los jóvenes y de las mujeres. Asimismo, nos comprometemos a implicarnos en el proceso de elección de nuestro candidato común a la Presidencia de la Comisión Europea, al tiempo que impulsaremos el máximo de participación posible en estas elecciones.

Porque somos socialistas, somos feministas y somos europeístas.

¡Feliz Día de Europa!

También te podría gustar...

Menu Title