El PSOE-M apuesta por un pacto por la ciencia

El 11 de febrero celebramos el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia. Esta fecha nos recuerda que debemos continuar trabajando para lograr los 17 objetivos de desarrollo sostenible propuestos por la ONU. En el llamado “Camino hacia la dignidad 2030” todos los países deben contribuir para alcanzar una sociedad que “acabe con la pobreza y transforme las vidas protegiendo el planeta”. Pero para esto son necesarias la ciencia y la igualdad de género.

La ciencia será la que aporte progreso a nuestras vidas y permita esa sostenibilidad. La igualdad de género será la que nos aporte la dignidad personal y colectiva, y además, permita a todas las personas que habitan este planeta poder participar y aportar sus capacidades a esa tarea común de construir una nueva realidad.

La humanidad tiene ante sí enormes retos como el cambio climático, que suponen una amenaza y significan una mayor vulnerabilidad frente a todo tipo de riesgos, desde los naturales hasta los sociales y económicos. Y para hacer frente a todos los problemas solo hay una solución: más ciencia, con desarrollo e innovación como variables consustanciales. Solo con ciencia podremos reducir nuestras vulnerabilidades.

El único instrumento capaz evitar los efectos dramáticos de las crisis económicas como la sufrida en nuestro país es la ciencia y la cultura que la acompaña. Resulta preocupante conocer datos como los de estos días que reflejan que la Comunidad de Madrid encabeza el ranking europeo de segregación en la educación. Esta desgraciada realidad apunta a que la Comunidad de Madrid no actúa como lo que debería ser: una referencia en ciencia y desarrollo, por su posición estratégica, por su nivel económico y por su mayor accesibilidad a la cultura y al conocimiento técnico y científico. Por el contrario, estamos sufriendo los resultados de muchos años de políticas dirigidas a establecer categorías, diferencias gregarias, y no a potenciar las capacidades máximas de cada individuo y de la sociedad en su conjunto.

Esta deriva será cada día que pasa más difícil de cambiar, pues la consolidación de modelos perniciosos a largo plazo requiere de bastante tiempo para tornar sus efectos. Y resulta crucial ese cambio hacia el progreso si se quiere conseguir una sociedad más feliz, más justa y más sostenible. La desigualdad ha ido en aumento y solo hay un antídoto para revertir esa realidad: más formación y educación a toda la ciudadanía y en los distintos ámbitos. Y es evidente que sin mayores inversiones en educación, este objetivo no se conseguirá.

Hace unos días se presentaba en el Congreso de los Diputados el “Informe sobre la ciencia y la tecnología en España” de la Fundación Alternativas. Uno de los aspectos fundamentales que se ponen de relieve es la necesidad de una ciudadanía activa, que crea en la ciencia, y que participe del cambio de modelo. Si no creemos todos en que ese es el camino, difícilmente se podrá revertir la situación.

Desde el PSOE – Madrid vamos a impulsar un debate público para abordar la situación de la investigación y la innovación en nuestra Comunidad, y además, propondremos un Pacto por la Ciencia para disponer de un marco adecuado a largo plazo que permita sostener el flujo económico necesario para que el cambio del modelo económico se pueda producir.

Pero todo ello no puede hacerse sin contar con las mujeres. La modernización de los sistemas productivos pasa por incorporar a esa mitad de la población en la generación de ideas y conocimiento, en el liderazgo de empresas y entidades, y en la gestión pública. La dificultad para conciliar la vida familiar con la carrera profesional científica, unido al hecho de que en nuestro país la tasa de mujeres que cursan estudios superiores en ciencias e ingeniería es menor que en otros países con alto nivel de desarrollo, nos indican un rumbo sobre el que hay que actuar para corregir problemas subyacentes que el propio sistema ha creado.

Hay por tanto que actuar desde diversos frentes: (1) El educativo para que se abra la mirada científica a todos los estudiantes, sin que los prejuicios limiten la libertad de elección, y fomentando la vocación en las niñas para que puedan llegar a ser científicas si ese es su deseo. (2) El formativo y cultural, que permita una mayor capacidad crítica de los ciudadanos, con mayor participación en la defensa de un cambio de modelo productivo basado en el conocimiento. Y (3) el económico para impulsar líneas continuas y crecientes de inversión en la creación de nuevo conocimiento científico y técnico.

El socialismo ambiental, con equidad de género e igualdad de oportunidades es el camino a la dignidad y a un futuro sostenible.

“Todo lo que es valioso en la sociedad humana depende de la oportunidad de desarrollo que se otorgue al individuo.” (Albert Einstein)

  • Artículo del secretario general del PSOE-M publicado el 11 de febrero de 2018 en Madrid Diario  file:/Downloads/el-psoe-m-apuesta-por-un-pacto-por-la-ciencia.html

You may also like...

Menu Title