Ángel Gabilondo pide explicaciones a la presidenta de la Comunidad sobre su supuesto máster fraudulento en el Pleno Extraordinario de la Asamblea de Madrid

INTERVENCIÓN ÍNTEGRA DE ÁNGEL GABILONDO

En esta primera intervención de cinco minutos para precisar las razones de nuestra petición de comparecencia, ante el Pleno, deseo subrayar que la situación a la que nos enfrentamos es singularmente grave y urgente.

Hemos solicitado esta Sesión para oír de usted si ha cursado o no de modo regular el Máster en Derecho Público del Estado Autonómico. Si se matriculó, si asistió y si pasó todas las pruebas en igualdad de condiciones que el resto de alumnos. Eso usted lo conoce, y puede aclararlo.  Y no necesita esperar. Hoy no es el día de las explicaciones de la Universidad ni de las valoraciones de los jueces. Hoy es el día de sus aclaraciones.

Señora presidenta, esta es su oportunidad de ofrecer una versión verosímil, con argumentos razonables y que no se limite a derivar a otros una responsabilidad, la suya, que es la de decir la verdad de lo sucedido con ese Máster. De no hacerlo, no solo pondrá en juego su confianza y su honorabilidad, sino que dejará en una situación insostenible a su Gobierno y a toda la Comunidad de Madrid. Lo necesitamos por el bien de las instituciones, de esta Asamblea y de la Universidad. La propia Universidad Rey Juan Carlos ha abierto un procedimiento de información para despejar dudas, y ha reclamado observadores externos, dada la importancia y la repercusión del asunto.

No puede estar la Comunidad permanentemente pendiente de los avatares de su presidenta y hemos de dilucidar este asunto con celeridad.

Con la retrasmisión de su intervención en un acto de su Partido, usted no ha aclarado las dudas suscitadas. Lo pertinente es que, como presidenta, dé cuenta de lo sucedido ante el máximo órgano de representación de la ciudadanía, que es esta Asamblea. No comparece por su iniciativa, hoy lo hace porque no le queda más remedio. Los otros grupos -que no el suyo- creemos que también está en juego el respeto que merece esta Cámara.

Es la primera ocasión en que un presidente o presidenta comparece ante el Pleno. Ojalá se hubiese podido lograr que lo hicieran con ocasión de otras presuntas irregularidades. Pero ustedes, o con mayoría absoluta o con apoyo de sus socios, lo impidieron.

Está en juego el derecho a conocer lo que realmente sucede con su expediente académico, señora presidenta, en concreto, con este Máster que figura en su currículum. La opinión pública necesita aclaraciones y también lo exige el respeto a la Universidad y al esfuerzo que para los demás supone lograr su titulación. Y a todos los contribuyentes crear unas condiciones que han de ser de igualdad de oportunidades.

IMG-20180404-WA0003Nos hemos encontrado con versiones cambiantes, con elocuentes lagunas envueltas en silencio, con contradicciones. Usted ha intentado zafarse de las irregularidades denunciadas poniendo la responsabilidad en la Universidad o bien inculpando al medio de comunicación que ha señalado como falseado dicho máster.

No concuerdan las fechas, no cuadran los procesos, ni de matriculación, ni de evaluación, ni de rectificación, ni de asistencia, ni de registro, ni de actas, ni de ubicación en el día memorable del 2 de julio de 2012. Ni consta que se formase un tribunal regular, ni deja de sorprender la coincidencia de dos errores similares en su caso, ni las modificaciones posteriores a esa fecha…

Alguien, sin necesidad de torcer los datos, ni los hechos, podría pensar razonablemente que ese master no lo cursó usted, al menos en el sentido de lo que significa cursar. E incluso que no hay un trabajo final suyo acreedor de nada menos que 24 créditos.

Trataremos de facilitar su aclaración subrayando en una posterior intervención los extremos que precisan explicación.

Hemos de comprobar si se ha incumplido el Código Ético de los Altos Cargos de la Administración, aprobado por su Gobierno, para toda la Comunidad, y que a usted también le incumbe. O incluso si se ha trasgredido algo más.

De ser así, la gravedad pasaría a ser emergencia. Necesitamos que la Comunidad de Madrid no se vea una y otra vez en la necesidad de ocuparse del proceder de personas de su Partido. Hoy, de su propio proceder. No basta con hacer ostentación del trabajo que uno hace, sino que se trata de hacer el trabajo que se debe hacer. Ahora le corresponde aclarar este asunto. Esta es una ocasión magnífica para que nos ofrezca usted la verdad de lo sucedido. Solo desde ella podremos mejorar la Comunidad.

You may also like...

Menu Title