Jornada sobre empleo público organizada por el PSOE-M

WhatsApp Image 2018-02-10 at 10.16.49El sábado, 10 de febrero, el PSOE-M organizó un encuentro sobre empleo público para reivindicar la necesidad de mejorar los servicios públicos en la Comunidad de Madrid, un sector en el que su plantilla supera los 474.70 trabajadores.

El encuentro fue inaugurado por el portavoz socialistas en  la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo, quien indicó que la  Comunidad de Madrid ha perdido 61.000 puestos de trabajo públicos y que hace falta una Ley sobre Empleo Público.

En este mismo sentido se manifestó el sWhatsApp Image 2018-02-10 at 11.47.55ecretario del PSOE-M, que fue el encargado de clausurar la jornada y ha reivindicado la necesidad de “reponer el empleo público que se ha perdido durante la crisis y en unas condiciones económicas, laborales y profesionales digna; así como la profesionalización del empleo público y absoluta transparencia en todos los procesos selectivos y de promoción. Y avanzó que el PSOE promoverá una serie de medidas desde la Asamblea de Madrid para avanzar por este camino.

Ángel Gabilondo también aseguró  que se necesita una normativa específica sobre empleo público, complementaria al Estatuto de los Trabajadores, para “mejorar” los servicios y “luchar contra la precariedad” que han provocado los “recortes” provocados por la crisis económica. Y añadió que  el “olvido de lo común es la antesala del olvido de lo público” y que el “servicio público es fundamental para construir una sociedad más justa y solidaria”.

En la Jornada, celebrada en la Agrupación de Vallecas, también participó la portavoz socialista en el Ayuntamiento de Madrid, Puri Causapie,  representantes sindicales, y de los grupos socialistas del Ayuntamiento y de la Asamblea de Madrid, así como miembros de la Ejecutiva del PSOE-M

 

WhatsApp Image 2018-02-10 at 10.38.02

A continuación, os dejamos un  Resumen de la Jornada de Empleo:

 
En nuestra Comunidad, según la EPA del cuarto trimestre de 2017, trabajan en las tres Administraciones Públicas 474.700 empleados y empleadas públicos, que representan un 16,2% de la población ocupada y un 18% de los asalariados. Se trata de un colectivo muy importante tanto en términos cuantitativos como cualitativos, ya que estas personas son las responsables de prestar los servicios públicos imprescindibles para la ciudadanía.

Las dos grandes reformas de la función pública española fueron acometidas por los gobiernos socialistas. También fuimos los socialistas los que dotamos a la Comunidad de Madrid y a nuestros Municipios de un sistema de función pública coherente con el modelo que establece la Constitución en garantía de la objetividad y eficacia de las Administraciones en el servicio a los ciudadanos y de la imparcialidad en el desempeño de la función pública.

Ha sido el PSOE el que ha modernizadoWhatsApp Image 2018-02-09 at 15.44.08 e intentado hacer más democráticas y participativas las Administraciones Públicas. La universalización de la sanidad y la educación, los servicios sociales y las prestaciones en caso de dependencia, así como la configuración de unas Administraciones Públicas de calidad son obra del PSOE, que siempre ha considerado necesaria una Administración que genere redistribución y equidad vía educación, sanidad, seguridad y empleo.

La ineptitud en la gestión, unida a la oportunidad de negocio y de expolio del presupuesto público hace que la derecha haya intentado privatizar, vender lo que es de toda la ciudadanía.

El Estatuto Básico del Empleado Público, que aprobó el PSOE, constituye un importante elemento de modernización y mejora del servicio público. Asegura los principios constitucionales de igualdad, mérito y capacidad en el acceso a la función pública y establece, por primera vez, un auténtico estatuto de los empleados públicos que, a semejanza del Estatuto de los Trabajadores, se configura como un sistema de derechos y de deberes de los empleados públicos, incorporando un riguroso sistema de incompatibilidades y de sanciones para asegurar la eficacia en el desempeño del puesto de trabajo y la imparcialidad de los funcionarios en el ejercicio de sus funciones y en el servicios a la ciudadanía.

WhatsApp Image 2018-02-10 at 10.16.49            Los y las socialistas de Madrid no vamos a permitir que, por la vía de hecho, se continúe vaciando de contenido en las Administraciones Públicas y, especialmente, en la Administración regional, el modelo constitucional de empleo público, porque estamos a favor de la profesionalidad y la imparcialidad en el servicio a los ciudadanos y, totalmente en contra de quienes, ignorando la regulación constitucional y estatutaria del empleo público, pretenden:

–          Politizar la función pública, nombrando y cesando a dedo, por razón de afinidad política, familiar o social, a los trabajadores y trabajadoras del sector público

–          Encomendar a empresas privadas, que responden a una lógica de beneficio, la prestación de los servicios públicos y el desempeño imparcial de la función pública.

–          Destruir empleo público y recortar los derechos de los empleados y empleadas del sector público.

–          Precarizar el desempeño del empleo público y desprestigiar a los servidores públicos.

Ls maestros y maestra, policías nacionales y locales, guardías civiles, profesionales de la sanidad, enfermeras,bomberos y agentes de movilidad, los trabajadores y trabajadoras de los servicios públicos esenciales no son burócratas. Son la garantía de un futuro mejor para todos los madrileños y madrileñas todos nosotros.

Hasta ahora se dudó (¿) sobre otras opciones de izquierdas, que podrían defender un modelo de función pública eficiente, hemos visto que la inmadurez y bisoñez descalifican sus discursos grandilocuentes. Hay que gestionar, desde las Administraciones, contando con sus profesionales.

IMG_20180211_200614

Por todo ello, nuestras propuestas son:

  1. La Política de Empleo del PSOE- M tendrá en cuenta tanto la capacidad del sector público para crear nuevos puestos de trabajo, como la del sector privado y abordará los problemas retributivos, de temporalidad y precariedad laboral de todos los empleados y empleadas públicos cualquiera que sea el colectivo –funcionarios, estatutarios o laborales- al que pertenezcan.
  2. Restauraremos el modelo constitucional de empleo público, basado en los principios de igualdad, mérito y capacidad y desempeño imparcial de la Función Pública, en la Administración Regional y en las Administraciones Locales. El PSOE modernizó todas las Administraciones, con leyes nuevas, equipos y proyectos. Ahora vamos a volver a hacerlo frente a una derecha incapaz y que no cree en lo público, y que ha hecho de la temporalidad y de la precariedad en el empleo público su seña de identidad. Con este objetivo::
  3. a) Desarrollaremos desde el Gobierno un proceso de funcionarización del personal laboral y consolidaremos el empleo temporal, exigiendo mientras permanezcamos en la oposición en el cumplimiento del Acuerdo alcanzado en la Mesa General de situarlo en el 8%.
  4. b) Impediremos que se produzca de nuevo esta situación, estableciendo los puestos que pueden ser desempeñados por personal laboral conforme a la jurisprudencia del Tribunal Constitucional, así como aquellos otros que, excepcionalmente, puedan ser objeto de ocupación temporal.
  5. Elaboraremos un Plan de Recursos Humanos que, además de la descongelación de la OEP, ya acordada con las organizaciones sindicales, nos permita recuperar los más de 40.000 de empleos destruidos en nuestra Comunidad entre las tres Administraciones y garantice la suficiencia del personal que presta los servicios esenciales, como la educación, la sanidad, los servicios sociales y la seguridad ciudadana. El Gobierno socialista de la Comunidad de Madrid, trasladará al Gobierno de España, las necesidades de personal que se detecten en áreas de la competencia del Estado como la seguridad ciudadana. No queremos que se vuelva a repetir la situación que el PP ha creado, con los intentos de privatización de la sanidad, las largas esperas en urgencias y la insuficiencia de personal que presta los servicios públicos, ni que nuestros hijos e hijas no tengan profesor o que nuestro barrio sea inseguro
  6. Recuperación del poder adquisitivo y ecualización de los salarios. Pondremos en valor el trabajo de quienes trabajan en lo público, recuperando de forma progresiva el poder adquisitivo que han perdido durante estos años los empleados y empleadas públicos, así como ecualizando los salarios entre colectivos de las Administraciones Públicas que realizan funciones similares. La política de empleo público, y las condiciones de contratación del personal al servicio de las Administraciones Públicas, impacta directamente en las condiciones laborales de los trabajadores y trabajadoras del sector privado.
  7. Oportunidades reales para todos y todas en el acceso al empleo público. Frente al elitismo en el acceso a la alta función pública, proponemos un sistema de becas para que los y las universitarios madrileños puedan incorporarse a la función pública superior en igualdad de condiciones y con igualdad de oportunidades.
  8. Reserva del 10% para el acceso al empleo público de personas con discapacidad. Teniendo en cuenta que éste es el porcentaje de la población española cuenta con algún tipo de discapacidad, garantizaremos la incorporación de personas con capacidades diferenciadas en un 10% en las ofertas públicas de empleo de la Administración Pública, incluidas las personas con discapacidad intelectual.
  9. Recuperación de los derechos de los empleados y empleadas públicos. Nuestro compromiso es aprobar una Ley de Empleo Público de la Comunidad de Madrid que desarrolle el Estatuto Básico del Empleado Público con el fin de mejorar y modernizar el sistema actual, de acuerdo con los siguientes objetivos:

– Asegurar el cumplimiento de la Constitución y la imparcialidad de los funcionarios en el servicio a los intereses generales.

– Garantizar la transparencia, la rendición de cuentas y la participación de los empleados públicos y de los ciudadanos en el diseño de la política de empleo público.

– Modernizar y asegurar la igualdad de oportunidades en el sistema acceso al empleo público para atraer a profesionales altamente cualificados y facilitar la incorporación de los y las jóvenes al mismo.

– Asegurar la ética y la imparcialidad en el servicio público. Establecer para Madrid la relación de deberes que comporta el mencionado estatuto, las incompatibilidades y un sistema de garantías para su imparcialidad.

– Garantizar de los derechos individuales y colectivos de los empleados públicos, así como la negociación colectiva de las condiciones de trabajo de los empleados públicos.

 

– Un sistema de promoción profesional transparente, objetivo y coherente con la evaluación del desempeño del trabajo, reduciendo los márgenes de discrecionalidad. Desarrollaremos las carreras horizontales de funcionarios con el objeto de retener en el servicio público a los mejores profesionales. El nuevo sistema debe establecer un procedimiento, basado en la formación específica, que permita el acceso a las categorías superiores.

– Un sistema retributivo que asegure la profesionalidad y remunere el trabajo bien hecho.

– Profesionalizar la función directiva. Se establecerán, con total transparencia, los requisitos para el nombramiento, los derechos y deberes de los altos cargos y personal directivo de la Administración autonómica.

– Introducir una efectiva rendición de cuentas. El contrapeso imprescindible de la autonomía de gestión es una accountability de calidad. El sistema de control tradicional de nuestra Administración –en el cual permanece instalado el discurso del gobierno- se basa en las reglas formales y la regularidad de los procedimientos. Los estudios comparados muestran que la orientación a resultados de las decisiones presupuestarias es, en España, una de las más bajas de la UE. Y sin gestión por resultados no se incentiva la eficiencia, no se responsabiliza a los gestores, no se mejora la calidad del gasto y no se abre paso a mecanismos de transparencia y control social centrados en lo que verdaderamente cuenta.

– Agilizar y reducir la discrecionalidad en la provisión de puestos de trabajo, incentivando la movilidad y la adscripción de funciones. El índice compuesto de apertura de los sistemas de empleo público de la OCDE, que evalúa el grado de flexibilidad de sus políticas de gestión del capital humano, nos sitúa en la cola de los países europeos. Igual sucede al medir las políticas de evaluación del desempeño. Los socialistas afirmamos que es imprescindible, por una parte, potenciar la movilidad desde los sectores excedentarios a los deficitarios y flexibilizar la adscripción de funciones, por otra, sería necesario introducir prácticas avanzadas de gestión de recursos humanos, desembarazándose de las rutinas burocráticas.

– La igualdad entre mujeres y hombres en el acceso al empleo público, en la promoción profesional, incluido el desempeño de los puestos directivos , así como en las retribuciones que discriminan de acuerdo con la modalidad de jornada de trabajo u otras circunstancias asociadas a la conciliación o las posibilidades reales de promoción.

– La cobertura del 100% en los casos de IT, que está provocando situaciones retributivas injustas, que afectan especialmente a quienes padecen enfermedades crónicas o tienen ascendientes o descendientes con enfermedades de este tipo.

  1. En defensa del empleo público se realizará una auditoría de todas las externalizaciones para promover el ejercicio de tales funciones por empleados o empleadas públicos con el objeto de aprovechar eficientemente las capacidades propias. Proponemos así mismo el blindaje jurídico de los servicios públicos y del desempeño de las funciones pública frente a situaciones de expolio de lo público como las que estamos padeciendo, con el fin de reducir las externalizaciones y prevenir casos de corrupción que sólo se han podido dar por la falta de control de fondos públicos..
  2. Más y mejor formación. Para garantizar la excelencia continuada de los servidores públicos madrileños, se diseñará un Plan de Formación para todo el personal al servicio de la Administración regional, que potencie la cualificación en el empleo público acabando con el abandono del PP.
  3. Recuperación de la jornada de 35 horas e incorporación de las TIC al desempeño del empleo público.
  4. Un sistema objetivo de evaluación del desempeño. Este sistema, previa negociación con los sindicatos, se basará en indicadores y cumplimiento de objetivos, con participación de la ciudadanía, y se configurará como un instrumento indispensable para la promoción en la carrera, la provisión y mantenimiento de puestos y para la determinación de una parte de las retribuciones complementarias, vinculadas a la productividad o al rendimiento. El sistema incorporará la valoración del trabajo desempeñado por superiores, inferiores y colaterales.
  5. Exigiremos la efectividad del protocolo contra el acoso sexual y por razón de sexo u orientación sexual, acordado con las organizaciones sindicales.
  6. Un Plan de comunicación para dignificar el empleo público y atraer talento.

You may also like...

Menu Title