Discurso de Sara Hernández en la clausura el Congreso Extraordinario del PSOE de Madrid

Compañeras, compañeros, compañero presidente y miembros  de la Mesa:

En primer lugar quiero agradeceros a todas y todos vuestro trabajo este fin de semana en un congresillo que lo que realmente persigue, es afianzar postulados y la implicación de los y las socialistas de Madrid de cara al 39 Congreso Federal del PSOE.

Permitidme que, como secretaria General en este acto de clausura, ponga en valor y felicite el magnífico trabajo de los compañeros y compañeras de PSOE-M por la organización, preparación y desarrollo de este congresillo, por todo vuestro esfuerzo y magnífico quehacer.

Y, por supuesto, felicitar a la Mesa del Congreso, a su presidente y demás miembros por vuestro talante, vuestra dirección y predisposición.

A todos los miembros de las mesas de las comisiones por la pasión del debate y por enriquecer el documento político.

Un congresillo que viene marcado por la reciente elección de nuestro secretario General, Pedro Sánchez, a quien aprovecho e nuevo la ocasión para reiterar mi felicitación por su elección y la más absoluta disposición de esta federación, de su federación para liderar  el que debe ser ahora nuestro único objetivo, acabar con las políticas de la derecha que tanto mal están causando a los y las españolas.

El ejercicio de democracia que llevamos a cabo hace tan sólo una semana, debe ser la principal motivación para recuperar la ilusión interna, para unirnos bajo el proyecto de nuestro secretario general y que pronto el PSOE vuelve a gobernar desde La Moncloa para hacer de este país un país más justo, solidario, libre e igualitario.

Necesitamos cambiar el rumbo de nuestro país para corregir las injusticias generadas por los gobiernos del partido de la corrupción, del Partido Popular,  para recuperar los derechos que el gobierno de Mariano Rajoy nos ha robado igual que sus cargos públicos y orgánicos han estado robando presuntamente millones de euros de dinero de todas y de todos para beneficio de unos pocos.

Hoy estamos más cerca de derogar la reforma laboral que tanta pobreza está  generado en la clase trabajadora, esas millones de personas que se levantan cada día, para construir un proyecto personal y familiar. Una reforma laboral que a un portazo en la cara a los desempleados, a los mayores de 45 años, a los jóvenes y a las mujeres.

Hoy falta menos, para volver establecer como prioridad de Estado, la lucha contra el terrorismo machista, que nos asesina sin descanso a las mujeres, esta mañana recordábamos a la última víctima en Ciudad Lineal. Queda menos, estamos un poco más cerca, para conseguir que este instrumento de cambio social que es el PSOE vuelva a hacer lo que mejor sabemos hacer, construir espacios para la felicidad. Convertirnos en el eje central de la recuperación y del  cambio social en España.

Todo ello porque los triunfos para un socialista nunca son individuales sino colectivos. Cuando Pedro Sánchez ganó el domingo, provocando un nivel de participación a la militancia de verdadero orgullo y aleccionador  ganamos todas y todos. Ganó la militancia que eligió libremente a sus candidatos, ganamos los y las socialistas que ejercimos nuestro derecho a voto y nuestro derecho a pensar diferente un derecho que ejerció desde el afiliado madrileño recién incorporado hasta esta secretaria General que hoy os habla.  Así ha sido y así hemos de proteger que siga siendo. Hoy más que nunca, ganan las siglas PSOE, porque la unión es la única senda que vamos a recorrer en el futuro.

Y una vez ejercitado ese derecho apoyaremos sin descanso a la nueva dirección para que haga realidad el proyecto que este fin de semana hemos construido desde Mari y se está construyendo en todos los rincones e nuestro país.  Así, abrimos de nuevo un camino colectivo para recuperar la sanidad, la educación, las pensiones, la igualdad y los derechos sociales. Una nueva senda para recuperar la confianza, y para que los madrileños y todos los españoles, recuperemos la esperanza en un futuro mejor.

Compañeros, compañeras.

La unión hace la fuerza, y la fuerza del PSOE es lo que reclaman millones de españoles y españolas, y es el arma más poderosa contra la derecha y sus políticas de desiguala y de corrupción.  Tras este proceso no podemos repetir los errores que nos llevaron a uno de los momentos más delicados y críticos para el PSOE, momentos sobre los que ya empezamos a pasar página. El PSOE vuelve a ser un PSOE fuerte y contundente, con un liderazgo indiscutido apoyado por la militancia.

Que le quede claro a todo el mundo, a cada uno de los y las millones de españolas que forman parte de nuestro país, en el PSOE nos une más de lo que nos separa.

Nos une el cambio social, la perspectiva de género y los derechos.

Nos une lo público y ser la izquierda que planta cara a la derecha.

Nos une acabar con la desesperanza e indefensión que genera el que roba y el que consiente y protege. Compañeros, nos une volver a ser representantes de la más valiosa alternativa al PP.

Amigos, amigas hasta hace pocos años la imagen que tenía del PSOE de Madrid era la misma que pueden tener gran parte de los madrileños y madrileñas: la de la división.

Hoy, al frente de la secretaría General sé que no es así, sé que no es cierto, y os pido a todos un compromiso para acabar con esa imagen. Y os pido ese compromiso, no por esta secretaria General ni de cara al próximo Congreso regional, sino porque igual que lo hemos visto a nivel federal, la división o su apariencia nos aleja de la ciudadanía y ello no nos lo podemos permitir de cara a la importante cita que tenemos dentro de dos años en 2019 en Madrid y en los Ayuntamientos. Hagamos una confabulación colectiva para que el mensaje que traslademos a los medios de comunicación no sea el de desunión sino el de pluralidad. Os pido hacer una maniobra política, una conspiración pero colectiva y positiva a favor de la pedagogía y de la cultura política con mayúsculas, para dejar claro que no es voto diferente lo que nos separa, no es la gestión  posterior que se haga de ese voto y de los resultados.

Y esta pedagogía política con mayúsculas nos corresponde a todos y todas: al que obtiene mayor apoyo mostrando generosidad y grandeza y al que no gana mostrando lealtad y haciendo suyo el resultado y defendiéndolo con uñas y dientes.

Así lo hemos demostrado en este congresillo que hoy termina con la lista de unidad que hemos votado, una unidad que siempre me marque como objetivo para fortalecer al secretario General recién elegido a Pedro Sánchez y lanzar un claro mensaje de nuevos tiempos a la ciudadanía para ser merecedores de su confianza.

Permitidme un reconocimiento en voz alta a todos aquellos compañeros y compañeras que durante estos días, como he dicho esta mañana en la defensa de la candidatura han salvado dificultades y han parado trenes y han hecho posible esta lista de unidad con la que Madrid, orgullosa se presenta al 39 Congreso  Federal.

No sé si los caminos políticos nos volverán a unir, tampoco me preocupa en exceso,  pero hoy, personas con posicionamiento diferente, pero unidas en una nueva generación política y en la defensa de lo que representa el PSOE, nos hemos puesto de acuerdo.

Y no hemos hecho porque cada uno en nuestro foro interno hemos recordado por qué nos afiliamos.

Nos afiliamos porque no soportamos las injusticias, porque nos comprometemos a combatirlas sin descanso. Nos afiliamos al PSOE porque este es el instrumento con el que podemos construir la sociedad de justicia social que siempre hemos soñado. Eso es todo lo que nos une.  Y todo este patrimonio para ponerlo a disposición del cambio político en España y en Madrid.

En Madrid, de la mano de nuestro grupo en la Asamblea y los grupos municipales en los ayuntamientos tenemos que seguir trabajando contra Cristina Cifuentes y su falsa política, la de los titulares que nunca se convierten en realidad. En Madrid tenemos que seguir luchando e investigando las tramas corruptas que han llevado a Ignacio González a la cárcel, a Esperanza Aguirre fuera del Ayuntamiento y que cada día más, amenazan con hacer dimitir no sólo a diputados y miembros del Gobierno regional, sino también cercan a la propia presidenta. Una corrupción que no se acaba con la elección de Cifuentes porque ella lleva 20 años teniendo puestos de responsabilidad, una corrupción que no se acaba en Madrid sino que se extiende a toda España.

Un gobierno, el del PP que no resuelve los problemas de Madrid, unos gobiernos que no ofrecen soluciones ante los problemas en educación, sanidad, de empleo o no garantizan el equilibrio territorial.

Por eso me enorgullece saber que el PSOE-M esta mañana ha votado a favor de enmiendas con aspectos tan relevantes como garantizar la educación pública gratuita en todos los niveles desde los o años, la defensa del modelo educativo 0-6, una política económica  nítidamente de izquierdas que garantice la distribución de la riqueza y la justicia social o la propuestas de legislar a favor de la muerte digna.

Estos aspectos programáticos nos definen como verdadera alternativa a las opciones conservadoras, al mismo tiempo que nos diferencian de otras opciones izquierda que en lugar de trabajar desde la responsabilidad en soluciones a los problemas ciudadanos, montan fuegos de artificio que distraen la atención de los verdaderamente importante, generan frustración y fortalecen el gobierno de la corrupción. Los socialistas no nos dejamos llevar por cantos de sirena. Sabemos que nuestro lugar es estar junto a los madrileños y madrileñas, ofreciéndoles un proyecto creíble con el cual volveremos a ganar su confianza.

La misma confianza que generamos cuando modernizamos y hacemos más participativa y transparente nuestra organización. Por ello hemos debatido y aprobado que las consultas a la militancia sean un derecho y una obligación o la revitalización de las agrupaciones creando una Secretaría de dinamización de las Casas del Pueblo.

Termino, estamos decididos, estamos dispuestos a cambiar lo que no nos gusta, a hacernos más atractivos para la ciudadanía. Decididos a relanzar las siglas del PSOE.

Creamos más en nosotros, apostemos por ello junto con el compañero que tenemos al lado y conjurémonos en la misma dirección: el futuro de Madrid y de España.

Muchas gracias. Salud y Socialismo.

 

 

 

 

 

You may also like...

Menu Title